Mi tío Pedro es ingeniero técnico agrícola y está trabajando con un equipo de personas sobre la forma de combatir las plagas de los árboles sin hacer tanto daño al ecosistema. Me pidió que compusiera algo para “sus bichitos”…me llevó al campo y me explico cómo era el comportamiento de la procesionaria del pino….qué bicho más pequeño, qué bien organizados, cómo se desplazan en forma de procesión…increíble. 

Los contrastes siempre ayudan…el motivo de este ..digamos…”bichito” (para los ignorantes en la materia) lo he puesto en uno de los instrumentos más grandes: el contrabajo.

Espero que sea de vuestro agrado.

David