Muchas son las dificultades a los que se tiene que afrontar un artista. Hay necesidades por todas partes. Pero, un artista no puede dejar de serlo por muy difícil que se presenten las situaciones. Así pues, con permiso de la adversidad, el desánimo, la apatía y la incertidumbre vamos a ir haciendo arte….arte de verdad.